Rinoplastia para hombres

Cirugía de nariz

Rinoplastia para hombres

En la rinoplastia para hombres el Dr. Julio César Acosta es algo más cauteloso. Es esencial reconocer las características específicas únicas del paciente masculino que requiere una cirugía de nariz. El paciente debe ser abordado con mucho cuidado para que sean preservadas estas características masculinas, dando como resultado una armonía facial.

La reducción de una giba o el refinamiento de la punta nasal en forma excesiva, producen resultados poco satisfactorios. La evaluación apropiada de toda la cara durante la consulta de cirugía de nariz es esencial para asegurar que la armonía facial y el balance son mantenidos. En general, la cara masculina tiende a ser más pronunciada, cuadrada y pesada que la de la mujer.

Mientras que el dorso de la nariz femenina está caracterizado por dos ligeras curvas, el dorso masculino tiende a ser amplio y recto, con menos concavidad que en la mujer. La punta nasal en los hombres es más abierta y bulbosa que en las mujeres. Los puntos de definición de la punta pueden ser más difíciles de apreciar debido a que sus tejidos blandos son más gruesos. La totalidad de los cambios producidos en la nariz masculina deberían ser sutiles y de apariencia natural. Las deformidades de la nariz masculina son clasificadas como de naturaleza estética o traumática.

La corrección de las deformidades estéticas incluye la reducción de la giba nasal prominente, estrechamiento de la base nasal, refinamiento de la punta de la nariz, y corrección de la nariz envejecida y la nariz étnica. Las deformidades traumáticas son adquiridas o iatrogénicas. La reducción de una nariz grande, especialmente en los hombres, debe ser realizada con el objetivo de mantener la armonía facial.

En otras palabras, una nariz pequeña en una cara masculina es, por lo general, inapropiada. El Dr. Acosta, experto en cirugía de nariz masculina, siempre analiza la cara globalmente, y no solo la nariz. Para esto realiza un estudio fotográfico especializado, con fotos de tamaño real de la cara para realizar un examen detallado de la misma.

La gran importancia del conocimiento del análisis estético facial está basado en el hecho de que el cirujano plástico facial, aparte de sus capacidades técnico-quirúrgicas debe ser capaz de analizar artísticamente al hombre, para que así pueda lograr la armonía, y por consiguiente la belleza.

El Dr. Julio César Acosta, cirujano de rinoplastia para hombres, realiza un estudio basado en las medidas, proporciones y ángulos de la cara de cada paciente, de esta forma es posible aproximarse a lo que sería la nariz ideal para cada persona teniendo en cuenta que este estudio siempre nos va acercar a una nariz natural, balanceada y bella de acuerdo a la morfología facial y las características étnicas.

La razón de este estudio, es que la nariz y la cara son diferentes en las personas, y por tal razón la cirugía deberá planearse y realizarse para cada paciente en particular, buscando una nariz proporcionada y armónica. Con el estudio de las proporciones faciales practicado por el Dr. Acosta es posible saber exactamente qué tan larga debe ser la nariz de una persona, o cómo debe ser el ángulo entre el labio superior y la nariz, lo que nos define cuánto se debe rotar la nariz con plena exactitud, y de esta manera saber qué tanto se debe respingar la nariz.

Acerca de la cirugía

La Rinoplastia para hombres es un procedimiento creado para cambiar la forma y el contorno de la nariz, tanto por razones estéticas como por salud. Si bien la cirugía de Rinoplastia masculina está principalmente pensada como un procedimiento estético, también sirve para ayudar a los pacientes que tienen problemas respiratorios debido a defectos y deformidades en el hueso o el cartílago como tabique desviado o nariz torcida.

Por lo general, la cirugía de nariz para hombres es un procedimiento ambulatorio que lleva de dos a tres horas, aunque las cirugías para corregir problemas más complicados pueden llevar más tiempo. La cirugía requiere despegar la piel del hueso y el cartílago subyacente y esculpir la nariz hasta alcanzar la forma deseada. Tras la remodelación del hueso y del cartílago, la piel se vuelve a colocar sobre la nariz reparada, se coloca una férula con cintas de micropore para permitir una perfecta cicatrización. El Dr. Acosta, experto en Rinoplastia masculina no coloca tapones nasales. Generalmente la férula y las cintas de micropore se quitan después de dos semanas.

Enlace a galerías