Otoplastia infantil: ¿Solución al bullying?

Cada vez es más frecuente recibir en mi consultorio a padres que solicitan una cirugía para corregir las orejas grandes de sus hijos, en muchas ocasiones luego de la recomendación de un psicólogo infantil preocupado por la baja autoestima de los niños.

El fenómeno de bullying, tan popular en los últimos años entre los estudiantes de colegio y magnificado por las redes sociales (a las que los niños acceden cada vez a más temprana edad), ha hecho que la otoplastia haya aumentado en pacientes menores.

Tener orejas prominentes afecta de manera especial a los niños, quienes habitualmente son operados durante los períodos de vacaciones, en ocasiones luego de cambiarse de colegio, para llegar con orejas “normales” a un nuevo ambiente y así evitar continuar en lugares hostiles que pueden afectar su integridad.

A veces los padres no acuden a un especialista por considerar que sus hijos son muy pequeños para ser sometidos a una cirugía o por temor a complicaciones postoperatorias. Sin embargo, lo ideal es que la otoplastia se realice en a partir de los seis años y así evitar someterlos al estrés de ser molestados por sus compañeros.

¿En qué consiste la otoplastia?

El procedimiento se realiza en un quirófano bajo anestesia local y sedación, o bien anestesia general si el paciente es muy pequeño, con una duración de entre una y dos horas. Una vez finalizada la operación, se pone una banda elástica alrededor de las orejas que debe mantenerse durante la primera semana para que estén inmovilizadas.

Posteriormente, se cambia por una balaca tipo tenista por 15 días, la cual evitará que movimientos bruscos durante el sueño puedan alterar la nueva forma de las orejas. La zona de la cirugía queda con inflamación, moretones y enrojecimiento, que irán desapareciendo progresivamente durante las siguientes semanas.

El paciente puede retornar al colegio aproximadamente en una semana, pero debe limitar las actividades físicas durante el primer mes. Cabe resaltar que los resultados de una cirugía de orejas no son inmediatos, por lo que se debe esperar a que desaparezca la inflamación y los moretones. Transcurrido ese tiempo, los resultados suelen ser permanentes.

Si requieres información adicional puedes comunicarte a nuestro consultorio, a los teléfonos 3002173324 o 6371548 en Bogotá.

Artículos recientes

Deja un comentario