¿Cómo es el postoperatorio de una rinoplastia?

La rinoplastia o cirugía de nariz que realiza el doctor Julio César Acosta es un procedimiento que se realiza con una técnica endonasal (a través de la fosa nasal solamente), de una manera cuidadosamente preservada y conservadora en cuanto a la disección y conservación de las estructuras de la nariz.

Luego del procedimiento, el paciente se recupera de la anestesia y puede ser dado de alta a las pocas horas. La equimosis (moretones de la cara) que se produce después de la cirugía es mínima, prácticamente durante los primeros tres días, después de los cuales el paciente puede retomar sus actividades diarias normalmente.

El doctor Julio César Acosta realiza las siguientes recomendaciones a sus pacientes, luego de una Rinoplastia:

Tres primeros días

  • Mantener reposo en casa durante los primeros 3 a 5 días.
  • Alimentarse con comida liviana, sin condimentos o grasas.
  • Utilizar compresas frías en el rostro alrededor de la nariz.
  • Dormir semisentado o con dos almohadas.

Cinco primeros días

  • Tomar los medicamentos prescritos por doctor en las horas indicadas.
  • Tomar bebidas que disminuyan la inflamación como el agua de caléndula.

Dos primeros meses

  • Evitar exposición directa a los rayos solares
  • Evitar la práctica de deportes de contacto o que generen una actividad física exigente.
  • Puede haber salida de moco claro con sangre por la nariz después de la cirugía, lo cual es normal, por esta razón se le deja una gasa debajo de la nariz que se puede cambiar si es necesario.
  • Durante los primeros días puede taparse la nariz frecuentemente y alterarse el olfato y el gusto. Esto es debido a la presencia de costras dentro de las fosas nasales. Para evitar esto, es necesario irrigar constantemente con suero fisiológico las fosas nasales, dejándolo pasar hasta la garganta.
  • Asistir puntualmente a los controles médicos ordenados por el doctor, por lo general cada 3 días, en los cuales se hace limpieza intranasal y cambio del vendaje nasal.
  • No utilizar anteojos durante los tres primeros meses de la cirugía.
  • Evitar sonarse. Las secreciones acumuladas deberán ser llevadas a la garganta y tragadas o ser expulsadas por la boca.
  • Asistir a control médico cada 3 o 4 días durante los primeros 20 días y luego, cada semana hasta completar 2 meses, después de los cuales se realizará un control al mes durante el primer semestre.
Artículos recientes

Deja un comentario