Aplicación de Botox - Toxina botulinica

Aplicación de Botox

El Botox ® es una neurotoxina producida por la bacteria anaeróbica Clodtridium Botulinum, que actúa en los músculos faciales evitando la liberación del neurotransmisor acetilcolina. Inicialmente, esta inhibición es irreversible; de tal forma que le músculo se hallará debilitado de forma selectiva. La duración de este efecto será de unos cuatro a seis meses, tras lo cual el músculo se reinervará, recuperando su nivel de actividad normal.

Tras haber sido utilizada con éxito para el tratamiento de la hiperactividad muscular, como por ejemplo, beflaroespasmo, tortícolis, parálisis cerebral, esclerosis múltiple y síntomas espásticos tras accidentes vasculares cerebrales, la Toxina Botulínica tipo A revolucionó el tratamiento de las arrugas faciales a finales de la década de 1980. Desde entonces la Toxina Botulínica tipo A ocupa un importante lugar dentro del arsenal terapéutico entre las distintas modalidades del tratamiento de las arrugas faciales.

Preguntas frecuentes

Técnica

Un dominio de la anatomía de los músculos de la mímica, así como la interacción funcional entre los mismos, serán requisitos indispensables para efectuar inyecciones con Toxina Botulínica. Para efectuar estas inyecciones, usamos una jeringuilla normal de insulina con una aguja de 30G, la inyección se situara directamente en el músculo.

¿Cómo se realiza la aplicación del Botox (Dysport, Siax)?

La aplicación del Botox, es hoy en día uno de los tratamientos más utilizados en Bogotá, Colombia y todo el mundo para mejorar de forma fácil las arrugas de leve y mediana profundidad. Podemos afirmar también que es el mejor procedimiento estético para impedir la formación de futuras arrugas.

Para realizar el tratamiento, se aplica una crema con anestesia local en la zona del rostro que vamos a tratar, esto se debe hacer unos 10 minutos antes de iniciar el tratamiento, disminuyendo la molestia en un 70% aproximadamente.

Después de esto, el Dr. Julio César Acosta experto en la aplicacion de Botox, estudia detalladamente la anatomía muscular de la zona que se va a tratar, identificando el grosor, forma, disposición y movilidad de cada uno de los músculos de la región facial donde se aplicarán las inyecciones, en este momento se pueden identificar asimetrías faciales poco notorias y se explica al paciente la posibilidad de corregirlas con las inyecciones de Botox. Posteriormente, se marca con un lápiz de piel los puntos exactos donde se va aplicar la toxina, garantizando con esto una extrema precisión anatómica, que minimiza la necesidad de tener que hacer una revisión o retoque por inexactitud técnica del médico.

Después de esto, el Dr. Acosta, médico especialista en Botox, calcula la dosis exacta de toxina que va utilizar para la relajación muscular; a continuación se colocan las inyecciones en los músculos faciales previamente marcados; estas filtraciones se realizan mediante pinchazos muy pequeños, prácticamente imperceptibles, utilizando agujas muy finas. En cada punto de pinchazo  se colocan dosis que oscilan entre 2 y 5 ud por  cada inyección y que nunca sobrepasan las 100 ud en total.

¿En qué zonas del rostro se puede aplicar el Botox?

Actualmente con la aplicación de toxina Botulínica podemos tratar prácticamente todos los músculos de la cara.

Para entender exactamente cómo funciona el Botox, tenemos que saber que hay dos tipos de arrugas:

Las estáticas, que son las que no se modifican con la gesticulación y permanecen en todo momento. Estas se presentan por el envejecimiento de la piel, producido por la exposición solar y la pérdida de sustancias de soporte como el colágeno y la elastina. Es muy importante saber que este tipo de arrugas no desaparecen con la aplicación de Botox.

Las dinámicas, estas son las arrugas que se producen con la contracción del músculo, que trae consigo la contracción simultanea de la piel durante los gestos. En este tipo de arrugas, la aplicación de Botox funciona adecuadamente, actuando en el músculo.

Indicaciones
Las principales indicaciones para la aplicación de Botox se ubicarán en la mitad superior de la cara. Particularmente, se podrán tratar con éxito las “patas de gallina”, las “arrugas del “enojo” (zona glabelar) y las líneas horizontales de la frente. De entre los músculos situados en la mitad inferior de la cara, muchos participan en el funcionamiento normal de la boca y de las mejillas. El uso excesivamente entusiasta de la Toxina Botulínica en la mitad inferior de la cara puede acarrear una serie de complicaciones, tales como una sonrisa asimétrica, alteración de la capacidad para comer normalmente y una discapacidad en el sistema muscular masticatorio.

Recomendaciones

Durante las siguientes 4 horas posterior a la aplicación:

  • No se haga masajes en la zona en donde fue aplicado.
  • No se recueste.
  • No realice ejercicios de alta intensidad.
  • No se maquille.
¿En qué arrugas se puede utilizar el Botox?
  • Arrugas de la frente

En la aplicación de Botox en la frente  se actúa directamente sobre el músculo frontal, y se inyecta la toxina en pequeñas dosis a cada lado de la arruga, separadas cada inyección entre 1 y 2 centímetros.

  • Aplicación de Botox en las arrugas del  entrecejo y patas de gallina

Estas  son las arrugas que envejecen la mirada, y que dan la apariencia de estar enojado. En el entrecejo generalmente se aplican 2 inyecciones en cada músculo corrugador y una en el músculo procerus, responsables de fruncir esta zona. Para eliminar las temibles “patas de gallina” o arrugas periorbitarias, se aplican un total de 3 a 4 inyecciones de Botox en el músculo orbicular de los párpados, estas se ubican aproximadamente 1 centímetro por fuera reborde de la órbita para evitar complicaciones como la caída del párpado superior. En esta zona también se acostumbra aplicar una inyección de Botox debajo de la cola de la ceja y encima del reborde orbitario, para evitar que la contracción del músculo orbicular en esta zona deprima la cola de la ceja y por el contrario se produzca una elevación de la ceja con el Botox.

  • Arrugas de la región perioral (código de barras)

Llamadas también las “líneas del lápiz labial”, las cuales son arrugas verticales que resultan por la función del músculo orbicular de los labios, estas pueden ser aceleradas por el hábito de fumar, la herencia, el daño solar o tocar un instrumento de viento. Yo rutinariamente trato estas arrugas inyectando 1 o 2 ud de Botox en la zona con arrugas visibles cuando les pido que frunzan los labios.

  • Para la dilatación exagerada de las fosas nasales

Algunas personas habitualmente dilatan mucho las fosas nasales con algunos gestos, esto se produce por activación de las fibras del músculo nasalis inferior. Para corregir esta condición se pueden aplicar de 2 a 4 ud de Botox directamente en las fibras de este músculo.

  • Tratamiento del músculo masetero

El músculo masetero o de la masticación, puede volverse hipertrófico por herencia, por sobreuso, o por bruxismo nocturno. El masetero puede ejercer fuerzas muy altas en los dientes, mandíbula y articulación temporomandibular. Esto puede causar espasmos, dolor y disfunción dolorosa miofacial o temporomandibular que trae consigo problemas de masticación o alteraciones estéticas, como la apariencia cuadrada del rostro.

Se pueden aplicar inyecciones de Botox, aproximadamente de 20 a 30 ud de toxina en cada músculo, consiguiendo una disminución del dolor, y en el caso de pacientes cosméticos se consigue un adelgazamiento facial importante.

  • Bandas de piel en el cuello

Cuando el cuello envejece sufre numerosos cambios, incluyendo las bandas del platisma, estas se presentan como piel suelta en el cuello. Aunque el tratamiento definitivo es la cervicoplastia, las bandas del cuello pueden ser mitigadas con inyecciones de Dysport.

Costo del Botox

El precio o costo de la aplicación de Botox en Bogotá, Colombia es totalmente individual, todo depende de la cantidad de toxina que requiera el paciente para conseguir un resultado agradable, que suavice y corrija las imperfecciones faciales que se producen por la contracción repetitiva de los músculos faciales. La idea es, como con cualquier procedimiento cosmético, devolver años de juventud a cada paciente, sin que esto conlleve a una apariencia artificial o antinatural.

Efectos secundarios o complicaciones del Botox

La principal complicación del tratamiento cosmético con Botox, es la mala interpretación por parte del paciente acerca de cuál será el efecto esperado. No es raro para algunos pacientes quejarse de que ellos tienen todavía la piel arrugada después del tratamiento. Es importante informar a los pacientes antes de la aplicación, que las arrugas que están grabadas dentro de la dermis pueden quedar menos notorias con la aplicación de la toxina, pero no desaparecerán por completo.

Es común que el efecto de la toxina en las arrugas de la frente y el entrecejo de los hombres y personas mayores de 65 años no sea tan efectivo como en personas de menor edad. Esto puede ser dependiente de la dosis (generalmente necesitan una dosis mayor de la habitual) o puede ser el resultado de anticuerpos.

Si se sospecha formación de anticuerpos, se puede utilizar una dosis adicional, o realizar el tratamiento con Toxina Botulínica tipo B.

La equimosis o moretones es quizás la complicación más común. Los morados pueden presentarse ocasionalmente inclusive en manos de los mejores profesionales de las inyecciones. Por fortuna estos morados suelen durar entre 3 y 5 días.

Una complicación poco frecuente pero muy desagradable, es una parálisis muscular indeseada. Esta se manifiesta con caída del párpado superior por difusión de la toxina al músculo elevador del párpado. Afortunadamente, existe tratamiento  para este tipo de complicación.

Usos del Botox

La Toxina Botulínica tipo A o Botox, tiene otras aplicaciones médicas, fuera de su uso en estética facial, se utiliza también en los siguientes casos:

  • Tratamiento del blefaroespasmo, este es caracterizado por la contracción intermitente e involuntaria de la musculatura de los ojos.
  • En los pacientes con hiperhidrosis, es decir personas con sudoración excesiva en axilas manos y pies. Aplicando Botox en estas zonas se logra disminuir notoriamente la actividad de las glándulas sudoríparas.
  • Personas con dolor de cabeza crónico (tensional, migraña).
  • Dolor de espalada (debajo del nivel cervical).
  • Dolor miofacial.
  • Trastornos de la mandíbula como el bruxismo, hipertrofia del masetero y disfunción de la articulación temporomandibular.
  • Trastornos laríngeos, como el temblor esencial de la voz o la disfonía espasmódica.
¿Cuánto tiempo dura el efecto del Botox?

Lo mejor es que el paciente esté bien informado que el tratamiento de las arrugas  con Botox puede variar en efecto y duración de paciente a paciente y que algunos pacientes no responderán al mismo.

La duración del Botox  puede estar entre 3 y 6 meses dependiendo del metabolismo de cada paciente.

El Dr. Acosta, especialista en Botox, le explica a cada paciente la regla del “3” con Toxina Botulínica. El efecto del Botox comenzará a los 3 días, se hará máximo en las siguientes 3 semanas, y su duración será mínimo de 3 meses.

Si dejo de aplicarme el Botox, ¿me pondré más arrugado?

Esta es una pregunta que muy frecuentemente me hacen las pacientes, la respuesta es NO, lo que usted ha  hecho es ahorrarse 6 meses de gesticulación en su vida, lo que significa que al desaparecer el efecto del Botox, aparecerán las arrugas que usted tenía 6 meses atrás, pero no se han desarrollado nuevas arrugas durante el periodo de acción de la Toxina Botulínica.

¿A qué edad se puede iniciar la aplicación de Botox?

El inicio de aplicación de Botox es variable en todos los pacientes y depende de diferentes aspectos, como el nivel de gesticulación de cada persona, la calidad de piel y el grado de foto envejecimiento de la misma; tanto así, que puede existir una paciente de 25 años que tenga más arrugas que una de 40 años. Por esta razón, el manejo debe ser totalmente individualizado e independiente de la edad de la persona.

Diseño de cejas con Botox

Como ya es sabido, las principales indicaciones para la aplicación de Botox se ubicarán en las arrugas  de la cara particularmente. Se podrán tratar con éxito las patas de gallina, las arrugas del enojo y las arrugas  de la frente.

En las mujeres que presentan un diseño de cejas relativamente horizontal, los músculos se hallarán más desarrollados. En este caso se precisará una determinada cantidad superior de toxina, la cual se aplicará en ciertos puntos anatómicos para lograr una forma arqueada de la ceja, que a su vez le va a dar una apariencia más juvenil y femenina. De igual forma, también podemos utilizar el Botox para elevar las cejas  y practicar el diseño de ceja más conveniente para el rostro de cada paciente.

¿Con cuál médico me debo aplicar el Botox?

Es muy importante que la aplicación de Botox sea realizada por un especialista conocedor de la anatomía facial, como lo es el cirujano plástico facial, ya que un pinchazo con Toxina Botulínica en un lugar equivocado puede generar una expresión no deseada o una complicación inesperada. Asegúrese siempre que la persona que le va realizar la aplicación de toxina Botulinica sea un profesional certificado e idealmente, cuente con  una especialidad que garantice un conocimiento profundo de la anatomía facial. Esto le evitará problemas de insatisfacción o garantía con su tratamiento de Botox.