Injertos grasos faciales - Tratamientos estéticos sin cirugía

Injertos grasos faciales

A medida que vamos envejeciendo se presentan cambios volumétricos en el rostro, y estos cambios son generados en los compartimientos grasos de la cara. El tamaño de los músculos no varía con la edad, de modo que los músculos de la mímica, como elementos estructurales, tienen un papel escaso o nulo en el proceso de envejecimiento. Con la utilización de injertos grasos faciales de puede conseguir una redistribución facial hacia los patrones observados en la juventud y constituye sin duda alguna una opción razonable para rejuvenecer un rostro senil. Para el Dr. Acosta cirujano plástico de Bogotá, Colombia, este es un procedimiento relativamente sencillo, con resultados espectaculares.

*La realización de los tratamientos estará sujeta a previa valoración médica. Los resultados pueden variar dependiendo de las condiciones de cada paciente.

Preguntas frecuentes

Indicaciones
  • Cualquier paciente que desee un aspecto más juvenil es un candidato para reequilibrado de la grasa facial.
  • Pacientes con surcos nasogenianos profundos.
  • Pacientes con pómulos aplanados por atrofia grasa.
  • Pacientes que desean rellenar arrugas profundas.
  • Cuando se desee dar volumen en las zonas faciales que lo requieran.
¿Cómo se hace?

El procedimiento de injertos grasos faciales se hace en una sala de cirugía, utilizando anestesia local, y contando con todas las medidas de asepsia y antisepsia necesarias. Inicialmente, con el paciente de pie se realizan las marcas con un lápiz de piel en las zonas faciales que vamos a tratar, posteriormente identificamos la zona donante de grasa, esta generalmente está ubicada en la región abdominal, caderas o zona de las pistoleras. A través de una pequeña incisión se extrae la grasa que necesitamos de cada paciente. Posteriormente esta es sometida a un tratamiento especial mediante centrifugado, después del cual ya está lista para inyectar en la zona facial que queremos tratar.

Generalmente no se dejan puntos en el sitio de la incisión y esta se cierra sola en 48 horas sin dejar cicatriz visible.

Ventajas
  • Procedimiento de corta duración, aproximadamente entre 15 a 20 minutos.
  • Resultado evidente de manera temprana, predecibles y de larga duración.
  • Se utiliza anestesia local.
  • Resultados naturales.
  • Si es necesario se puede repetir varias sesiones hasta encontrar el equilibrio deseado.
¿En qué zonas del rostro se puede utilizar?
  • Aumento de la frente: Los injertos grasos faciales o lipoinyección de grasa se utilizan para proyectar la piel de la frente en sentido anterior, logrando de este modo estirar la ceja.
  • Aumento de cejas: El aumento de esta zona sirve para avanzar la ceja hacia adelante, rellenando la redundancia de piel mediante la aplicación de una fuerza interna en forma de “tienda de campaña” sobre la piel.
  • Aumento suborbitario: los injertos grasos faciales en esta zona se utiliza cuando existe envejecimiento por atrofia grasa de esta zona, o en los casos de antecedente de una Blefaroplastia demasiado agresiva.
  • Aumento de pómulo: con los injertos grasos faciales en esta zona no solo se vuelve a poner de relieve el pómulo de la mejilla, sino que también se levanta la piel de la zona media de la cara a modo de tienda de campaña, elevando la piel situada por debajo y dando una apariencia juvenil al rostro.
  • Aumento del pliegue nasolabial y líneas de marioneta.