Mitos y realidad de la cirugía de nariz

Son muchos los mitos y realidades acerca de la cirugía de la nariz; que si la rinoplastia duele mucho, que si la cara va quedar transformada por los moretones, que si voy a poder respirar después de la cirugía, en fin, muchos interrogantes que se hacen la mayoría de los pacientes y a los cuales le tienen respuestas basados en fundamentalmente en experiencias propias o cercanas, generalmente relacionadas con el uso de técnicas quirúrgicas antiguas o de profesionales con poca experiencia en la cirugía de rinoplastia.

La noticia que tenemos para ustedes con respecto a la cirugía plástica de la nariz, es que las cosas han cambiado mucho, y para bien.
Actualmente con una cirugía de nariz se pueden obtener cambios en la forma y tamaño de la nariz, solucionando un problema estético, también se pueden corregir alteraciones funcionales de la nariz. (Como obstrucción para respirar por ejemplo).

La evolución de la medicina en general y de las técnicas de rinoplastia en particular, aunada al entrenamiento de un cirujano experto en cirugía de nariz, ha hecho que estas experiencias traumáticas queden completamente en el pasado.

De ser esta una cirugía muy dolorosa, la cirugía estética y funcional de nariz ha evolucionado mucho en los últimos años y ha dado un giro fundamental que trae beneficios a todos los pacientes que buscan un cambio estético de la nariz.

Hace muchos años, los pacientes que se sometían a una Rinoplastia le quedaban grandes morados debajo de los ojos, que incluso le impedían la apertura ocular, también presentaban gran inflamación de la cara que les atrasaba el retorno a sus actividades diarias por varias semanas. Les colocaban tapones o mechas nasales que le producían mucho dolor y les dificultaba el poder respirar con normalidad. Hoy en día con las técnicas que utiliza el Dr. Julio César Acosta todo esto queda en el pasado, ya que son menos invasivas o mejor desarrolladas, los elementos quirúrgicos que se utilizan en la actualidad son de microcirugía, y por ende menos traumáticos. Por otro lado, el tipo de anestesia que se les practica a los pacientes del Dr. Acosta, hace que todos estos inconvenientes sean cosa del pasado.

Todo esto, técnicas, instrumentos, medicamentos, anestesia y las manos expertas del Dr. Acosta, han convertido en mito lo que antes era una realidad.

La cirugía de nariz no duele absolutamente nada

Así lo manifiestan todos los pacientes que se operan con el Dr. Julio César Acosta, en todos los casos solo se siente un poco de congestión nasal, pero nunca refieren la presencia de dolor.

Luego de una Rinoplastia o cirugía de nariz el paciente presenta leve congestión nasal durante los tres primeros días, que requiere de unos cuidados básicos que los realiza por sí mismo en la tranquilidad de su hogar.

Mitos y realidades de la cirugía de nariz

  • Anteriormente el paciente tenía que quedarse hospitalizado, hoy la rinoplastia es una cirugía ambulatoria.
  • La cirugía de nariz duraba entre 4 y 5 horas, actualmente en la mayoría de los casos dura 2 horas como máximo.
  • Antes se usaban tapones o mechas nasales, en la actualidad solo en casos muy especiales de usan una especie de tapones que permiten el paso del aire y que son fabricados de un material especial que no produce molestias.
  • Hoy en día la pérdida de sangre en una cirugía de nariz es mínima.
  • No quedan moretones después de la cirugía, solo en algunas ocasiones quedan unas pequeñas marcas que desaparecen después de 5 días.
  • Los pacientes pueden comenzar a realizar sus actividades diarias después de tres días con los cuidados correspondientes.

Como todo, la cirugía de nariz ha evolucionado, lo que antes podía ser una cirugía muy traumática, hoy en día ya no lo es, solo tienes que preocuparte por buscar y encontrar al especialista experto en Rinoplastia que más confianza te brinde y realizar el cambio que siempre has querido en tu nariz.